Aceptar Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y mejorar la experiencia de navegación. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies. Más información
Identificación
Olvidé mi clave» Acceder»
»
Conectar
Identificación
x
Olvidé mi clave» Acceder»
Buscar
x
»
PYMES compitiendo en un entorno global
Blog
28/09/2016
Prof. Antonio Villafuerte

Según el Directorio Central de Empresas (DIRCE), a 1 de enero de 2015 (último dato publicado), en España contábamos con 3,24 millones de empresas. De éstas, el 99,9% son PYMES, una cifra muy similar a la de la UE-28 (99,8%) y sustancialmente superior a la de Estados Unidos, donde su participación sobre el total de empresas ronda el 80%. Por otra parte, varios estudios de la OCDE indican que, en término medio para los países miembros de esta organización, las PYMES generan una media del 65% del empleo y contribuyen al 75% de los nuevos puestos de trabajo creados (en concreto, para España estas cifras ascienden al 72% y 85% respectivamente). En el mismo sentido, numerosos estudios académicos avalan la relevancia que las Pequeñas y Medianas Empresas tienen para la economía de cualquier país, especialmente para el nuestro.

No obstante, la PYME suele ser la tipología de empresas que más sufre en las crisis. A pesar de que, dadas sus estructuras −muchas veces familiares- suelen ser organizaciones que muestran una extraordinaria resistencia a las dificultades, flexibilidad para afrontar los cambios y resiliencia ante los malos tiempos, sin embargo, también suelen ser muy frágiles, especialmente por su habitual debilidad financiera que hace que su capacidad de supervivencia se resienta.

Por todo ello, en el marco de la próxima VI Asamblea de la Agrupación de Miembros del Instituto Internacional San Telmo, hemos decidido dedicar una de las mesas a reflexionar sobre las PYMEs. De hecho, el lema de esta Asamblea − “Ganar el futuro: Construir sobre pilares sólidos”- parece hacer especialmente referencia a la situación actual de nuestras PYMEs: la necesidad de construir un futuro más sólido creciendo en su capacidad de generar valor para la sociedad, sus empleados y sus accionistas, contribuyendo a la recuperación y estabilidad de la economía de nuestro país mediante la gran influencia que ejercen sobre ella.

No cabe duda que las presiones sobre estas empresas son muy fuertes, en gran medida, derivados de la necesidad de competir con conglomerados empresariales cada vez más grandes y profesionalizados. Por ello, muchos pequeños y medianos empresarios parecen estar observando los próximos años con una gran incertidumbre y desconfianza. Sin embargo, sin duda, siguen teniendo notables fortalezas internas, y las oportunidades, aunque no fáciles, siguen siendo numerosas, prácticamente en cualquier sector.

Desarrollaremos nuestra reflexión en torno a una serie de ejes que enmarcan los principales retos y oportunidades para las PYMEs españolas y europeas, en general.  Por un lado, el reto del crecimiento y de ganar dimensión, a través de la solidez financiera, el desarrollo de nuevos mercados y el aumento de la gama de productos. En muchos casos, este crecimiento debería ir de la mano de un componente clave, las alianzas.

El segundo eje será el reto –y la oportunidad- de las nuevas tecnologías y la innovación que, con excesiva frecuencia, parecen la asignatura pendiente de nuestras PYMEs. 

El tercer eje es el reto de la diferenciación, la marca y la retención del margen y la rentabilidad, cuestiones críticas en el entorno actual de depreciación del valor y comoditización.

El cuarto eje es el reto de las personas. La capacidad de consolidar, fidelizar, ilusionar e involucrar a largo plazo a un equipo de profesionales capaz de competir con los de cualquier gran empresa multinacional.

El quinto eje será el reto del gobierno y la iniciativa, los factores más diferenciales para el éxito −o el fracaso- de una empresa.

Estas reflexiones se realizarán a partir de un coloquio profundo con representantes de cuatro empresas que están rivalizando, con éxito aunque no sin dificultades, con grandes operadores en entornos muy competitivos: Rosa Vañó, de Castillo de Canena, que acaba de obtener la mención de “Mejor empresa oleícola del mundo”, junto a otras muchas prestigiosas menciones de calidad; Mari Francis Peñarroya, de Holiday World, empresa hotelera malagueña que, a pesar de la complejidad y dificultades de su sector, ha logrado crecimientos récord en los últimos 10 años; Javier García Marina, del Grupo SIMA, una empresa familiar granadina del sector de fabricación de maquinaria para la construcción, que compite en todo el mundo con los grandes fabricantes de maquinaria europeos y asiáticos mediante innovación, nuevos canales de comercialización y la internacionalización, y Antonio Gómez Gillamón, fundador y director general de AERTEC Solutions, empresa malagueña dedicada a la ingeniería aeronáutica y aeropuertos cuya capacidad competitiva radica en la alta especialización, el enfoque al cliente, la innovación y las nuevas tecnologías.

Sin duda, todas ellas interesantes experiencias reales y cercanas, de diferentes ámbitos sectoriales, que nos ayudarán a reflexionar sobre oportunidades reales para nuestras PYMEs. 

         
Comentarios
0 comentarios
Publicar Comentario

Debe iniciar sesión para escribir comentarios. Por favor inicie sesión utilizando el recuadro de identificación situado arriba a la derecha.
Suscripción a comentarios del contenido

Debe iniciar sesión para poder suscribirse. Por favor inicie sesión utilizando el recuadro de identificación situado arriba a la derecha.
Adeca
ADEL
MBA
DEA
PYMEX