Aceptar Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y mejorar la experiencia de navegación. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies. Más información
Identificación
Olvidé mi clave» Acceder»
»
Conectar
Identificación
x
Olvidé mi clave» Acceder»
Buscar
x
»
Expertos analizan los problemas y soluciones de la economía nacional, europea y mundial, así como el futuro de la banca
25/10/2017 

José Manuel González-Páramo, Consejero Ejecutivo de BBVA; David Cano, Socio y Director General de Analistas Financieros Internacionales (AFI) y Fernando Faces, Prof. del Área de Entorno Socio-Económico para la Dirección, en el Programa de Continuidad del Instituto I. San Telmo.

El Instituto Internacional San Telmo ha desarrollado la jornada “El mundo en 360º. Perspectivas socioeconómicas”, dentro del Programa de Continuidad que el Instituto ofrece a sus antiguos alumnos.

Para muchos expertos en economía, estamos viviendo un momento histórico, un momento de salida de la Gran Recesión, aunque quizás no de la crisis. España está experimentando crecimientos que duplican la media europea. La pregunta que muchos se hacen esto es o no, sostenible. Parece una especie de paradoja que la economía vaya bien y sin embargo crezca la inestabilidad política que nos rodea tanto a nivel nacional como internacional.

Para tratar estos temas, se ha contado con tres ponentes de excepción: José Manuel González-Páramo, Consejero Ejecutivo de BBVA; David Cano, Socio y Director General de Analistas Financieros Internacionales (AFI) y Fernando Faces, Prof. del Área de Entorno Socio-Económico para la Dirección del Instituto I. San Telmo

La encrucijada de la banca: actuar o dejarse llevar

José Manuel González-Páramo ha explicado las consecuencias de la crisis económica y financiera, unidas a la aceleración del cambio tecnológico, han puesto a la industria bancaria frente a una crisis existencial. De esta fase de su historia surgirá una configuración de lo bancario radicalmente diferente a la que hemos conocido en la primera década del milenio.

En este contexto disruptivo, considera dos variables fundamentales para determinar el escenario hacia el que se moverá el sector. Por un lado, las variables de carácter interno, como son la visión de futuro de los bancos y su capacidad tecnológica, financiera y organizativa para la autotransformación. Por otro, una variable externa: el papel de los reguladores y supervisores como conductores o frenos de los cambios necesarios durante la transición.

En su opinión, “el cambio radical parece inevitable” y sitúa a los bancos ante una encrucijada: tomar una estrategia pasiva o reactiva, en la que los bancos tomen medidas sólo en respuesta a los múltiples retos que les va planteando el entorno; o proactiva, que pondría el foco en favorecer la innovación.

No obstante, el consejero ejecutivo de BBVA mantiene que los bancos tendrán que ofrecer necesariamente, una experiencia a la altura de las expectativas que las empresas nativas digitales generan. Esto se traduce en precios más ajustados, la automatización en determinados procesos y los servicios de asesoramiento. En definitiva, “el principal beneficiario de todo este proceso será el cliente, quien estará en el centro del modelo de negocio de la nueva banca”.

El nuevo panorama económico y financiero nacional e internacional: los retos del futuro.

El Director General de Analistas Financieros Internacionales (AFI), David Cano, ha dado, a lo largo de su intervención, una perspectiva de la situación económica actual. Para Cano, la economía internacional está saliendo de una recesión con un crecimiento sincrónico en todos los países desarrollados y emergentes. “En el año 2018 vamos a asistir a un acontecimiento nunca visto: el inicio de la retirada de la extraordinaria inyección de liquidez que han llevado a cabo los bancos centrales”. David Cano ha manifestado que será un momento único, ya que es un acontecimiento insólito y un camino que nunca antes habíamos transitado. No obstante, espera que se haga con prudencia y gradualidad “para no provocar reacciones adversas en los mercados financieros”.

Por otra parte, ha mantenido que Europa está superando la recesión con mayor dinamismo que el ejercicio anterior. De este modo, ha añadido que se espera que el BCE anuncie un cambio en su política monetaria en el trimestre que nos ocupa del año. A pesar de ello, ha matizado que los riesgos externos permanecen y ha citado alguno de ellos como las elecciones italianas, Brexit, gobierno de coalición en Alemania, incertidumbre sobre la política de Donald Trump o los conflictos geopolíticos. Sin embargo, “la realidad es que todos estos factores negativos han ido perdiendo fuerza a lo largo de 2017” ha afirmado.

El desafío secesionista de Cataluña

El Prof. Fernando Faces ha expuesto de forma brillante el sorprendente crecimiento económico de España “que duplica la media europea”. Para Faces se trata de un crecimiento fuerte y sano, impulsado por los motores de la economía “consumo de las familias, inversión empresarial y exportaciones”. A pesar de ello, ha mantenido que la cara oscura de este crecimiento se encuentra en el todavía, alto desempleo, en la precariedad laboral existente, en la baja productividad, en el alto endeudamiento público y privado, en las amenazas de los populismos, así como en las desigualdades crecientes en renta y riqueza.

Por otra parte, el economista ha hecho una detallada exposición del impacto social y económico de los distintos escenarios posibles ante el desafío de Cataluña. En este sentido, Faces entiende que la mayor amenaza con la que estamos lidiando en la actualidad es el secesionismo de esta Comunidad, que ha sorprendido por sus fuertes efectos anticipados sobre el consumo, la paralización de la inversión exterior y la espectacular deslocalización de las empresas. “Aunque la independencia no tendrá lugar, los costos del conflicto están siendo muy altos y algunos, como la deslocalización de las empresas, son irreversibles para Cataluña. El tiempo de duración del conflicto si se prolonga, será nuestro mayor enemigo. Una vez que hayamos vuelto a la normalidad social, económica y política, el impacto económico y social se irá diluyendo”.

El profesor de San Telmo concluyó su intervención aseverando que es el momento de la lealtad, de la aplicación de la ley y de la constitución con firmeza, pero a la vez con prudencia. “Sólo así podremos superar esta crisis. No obstante, las consecuencias las veremos en el crecimiento económico y la creación de empleo, que se verán perjudicados entre el 0.5% y el 1.5% del PIB para 2018. Todo dependerá del tiempo necesario para la normalización social, política y económica, que todos ansiamos”. 

         
Comentarios
0 comentarios
Publicar Comentario

Debe iniciar sesión para escribir comentarios. Por favor inicie sesión utilizando el recuadro de identificación situado arriba a la derecha.
Suscripción a comentarios del contenido

Debe iniciar sesión para poder suscribirse. Por favor inicie sesión utilizando el recuadro de identificación situado arriba a la derecha.
DEA
Adeca
ADEL
PYMEX
MBA